El centro histórico de Madrid

Caminar por el centro de Madrid, es caminar por siglos de historia, sentir olores y sabores, tocar murallas árabes y palacios medievales, probar el famoso cocido madrileño, escuchar las conversaciones de la gente en los miles de bares, sentir la vida en cada esquina.

Si no conoces Madrid te vamos a mostrar un paseo por su lado más antiguo y con más solera, para que no dejes de disfrutar de cada uno de sus secretos.

Un paseo por la historia

Para conocer el centro histórico de Madrid podemos partir de la Puerta de Sol, sin duda, el corazón de Madrid. Su nombre se debe a su emplazamiento en el lugar donde antiguamente existía una puerta de entrada a la ciudad con ese nombre. La plaza tiene forma de media luna y su lado meridional está ocupado por un edificio de ladrillo rojo donde tiene su sede el Gobierno de la Comunidad de Madrid. En 1866 se incluyó en el edificio el famoso reloj ante el que se dan citan multitud de personas en la noche de fin de año para escuchar las doce campanadas y comer las doce uvas.

En la plaza puedes encontrar el kilómetro cero de las carreteras españolas y la escultura del oso y el madroño que es el símbolo de Madrid. La Puerta del Sol ha sido testigo silencioso de multitud de acontecimientos importantes de la historia de España. En 1808 se produjo el levantamiento del pueblo contra las tropas napoleónicas, en 1912 fue asesinado el Presidente del Gobierno José Canalejas y en 1931 fue proclamada la 2ª República.

Desde la Puerta del Sol puedes seguir por la calle Mayor y acceder a otras de las plazas iconos de Madrid: la Plaza Mayor. Resulta curioso saber que la Plaza Mayor ocupa un espacio que durante la edad media estaba fuera de la muralla de la ciudad y que era una zona pantanosa llamada Las Lagunas de Luján, donde empezó a formarse la llamada plaza del Arrabal, con un mercado popular para evitar las tasas que los comerciantes tenían que pagar dentro de la ciudad.

Desde el lado oeste de la Plaza Mayor se puede acceder al Mercado de San Miguel que en los últimos años se ha convertido en un destacado enclave para disfrutar de tapas y raciones de todo tipo.

La Puerta del Sol también nos da acceso, caminando por la calle Arenal, a la Plaza de Oriente, uno de los enclaves más bonitos de Madrid y donde podrás visitar algunos de los monumentos más destacados de la ciudad: la estatua ecuestre de Felipe IV que es considerada la más importante de Madrid. Desde la plaza puedes acceder a tres importantes edificios, el Palacio Real que puedes visitar salvo que haya actos oficiales, la Catedral de la Almudena donde tienes la posibilidad de subir a la terraza situada en la cúpula del edificio para admirar las vistas panorámicas y el Teatro Real en el que podrás hacer una visita guiada.

Con un corto paseo podemos llegar desde la Plaza de Oriente hasta la Plaza de España, otro de los iconos de Madrid, con sus emblemáticos rascacielos y el monumento a Miguel de Cervantes. No puedes dejar de ver la Casa Gallardo una de las mejores muestras del modernismo que puedes ver en Madrid.

Desde la Plaza de España, puedes subir por la Gran Vía, pasando por la Plaza de Callao y el Edificio de Telefónica que, cuando se construyó en 1926, se convirtió en el primer rascacielos levantado en Europa.

Para cerrar el paseo por el centro histórico de Madrid, podemos terminar en la zona de La Latina a la que podemos acceder partiendo del Mercado de San Miguel. Hay multitud de bares de tapas en la Cava Baja, la Cava Alta, la Calle Segovia y todos los alrededores, donde disfrutar de la mejor gastronomía española.

Una selección de propiedades en venta

Ver detalles para Apartamento Madrid
Venta Apartamento Madrid
Piso - Salamanca Recoletos
Precio : 4 900 000 €
Ver detalles para Apartamento Madrid
Venta Apartamento Madrid
Piso - Salamanca Recoletos
Precio : 1 900 000 €