Todo lo que debes saber de Mallorca

Mallorca se destaca por su gran diversidad. Es la isla más grande de la Islas Baleares y en ella puedes encontrar playas blancas y de agua turquesa, montaña, pinares y acantilados. Sus playas son perfectas para bañarse y practicar deportes como el submarinismo, el windsurf, la pesca, la vela o incluso el surf. La isla también ofrece numerosos campos de golf muy bien integrados en el entorno. Cerca del 40 por ciento del territorio está protegido, lo que permite  disfrutar de lugares únicos y de la naturaleza en todo su esplendor.

La ciudad de Marbella se asocia tradicionalmente con el lujo, la exclusividad, la joyería, las tiendas de marca y los grandes yates, y todo eso existe, pero también es una ciudad que tiene otra cara más cercana e histórica que muchos visitantes se marchan sin ver.

Cómo llegar

La mayor parte de las ciudades europeas ofrecen vuelos a Palma de Mallorca, especialmente desde Alemania y Reino Unido. El principal punto de entrada a Palma es el Aeropuerto Internacional de Son Sant Joan, situado a las afueras de Palma de Mallorca. Para llegar a la ciudad puedes coger un taxi, un coche de alquiler o un autobús.

También se puede llegar a Mallorca en barco. Hay ferries diarios que salen de Barcelona, Valencia o Denia.

Dónde alojarse

En Mallorca hay multitud de oferta en cuanto a alojamientos (hoteles, casas rurales), pero la decisión más importante es la que se refiere al lugar de la isla donde dormir. Esta decisión dependerá del tipo de viaje que busquemos. Si buscamos relax y pasar unos días en familia, las playas del norte son una buena opción. Si buscamos fiesta y playa es recomendable la Bahía de Palma (Can Pastilla, Playa de Palma y el Arenal o Magalluf).

Por otro lado, hay playas que tienen un poco de todo, ambiente tranquilo y algo de vida nocturna como Cala Millor. El turismo rural y de interior también es otra buena opción si se dispone de coche para moverse por la isla (Valldemossaa, Deia, Soller o Fornalutx).

Gastronomía

La gastronomía mallorquina es el resultado de una completa historia caracterizada por el dominio de diversas civilizaciones. Los productos como las legumbres o el pescado son básicos en los platos típicos.

Uno de los productos más típicos y famosos de las Islas Baleares son las ensaimadas. Se trata de una pasta dulce con forma de espiral que se ha convertido en uno de los desayunos preferidos de mallorquines y turistas.

El frit mallorquí, es un plato muy popular en la isla y admite muchas variantes, incluso en cuanto a sus ingredientes principales ya que puede ser de carne o de pescado.

Las sopes mallorquines es un plato sencillo a la vez que sano, con el que podremos saborear productos de la huerta en función de las verduras de que se disponga. Admite variantes con carne, setas y otras hortalizas.

La sobrassada es uno de los embutidos más conocidos de las islas baleares. Se elabora con carne de cerdo (magro y tocino) y su color rojo proviene del pimentón que se utiliza para su elaboración.

Fiestas populares

Dimonis y correfocs

Muchos pueblos de Mallorca animan sus fiestas con el baile de dimonis o correfocs, en honor a San Antonio y al demonio, la lucha del bien contra el mal. La víspera de San Antonio es la noche en la que se concentran más dimonis, aunque también aprovechan otras fiestas para salir a la calle.

Batalla de moros y cristianos de Sóller

Esta tradicional batalla se celebra la segunda semana de mayo para rememorar la victoria de los payeses contra los turcos y argelinos. La batalla tuvo lugar el 11 de mayo de 1561 y fue dirigida por el Capitán Angelats.

Batalla de moros y cristianos de Pollensa

Cada año el día 2 de agosto en las fiestas de la Virgen de los Ángeles se recuerda el mayor ataque que Pollensa ha conocido, ocurrido el 30 de mayo de 1550. De madrugada, se anuncia el simulacro de la llegada de los corsarios y al atardecer, tras concluir la procesión de la patrona, se recrea la batalla entre moros y cristianos.

Lluc a peu

Cada primer fin de semana del mes de agosto se realiza esta multitudinaria peregrinación nocturna conocida a nivel internacional. Se recorren los 48 kilómetros que separan Palma de Mallorca del Monasterio del Lluc en la Sierra de Tramuntana.

Vida nocturna

En Mallorca se vive la noche de forma muy intensa hasta altas horas con opciones muy variadas de ambientes musicales. Desde pequeñas e íntimas salas de Jazz, hasta conciertos multitudinarios en recintos deportivos, música clásica en bellos entornos, conciertos de flamenco, clubs de música indie, todo se puede disfrutar en Mallorca. Cómo decíamos al principio, todo dependerá, del tipo de vacaciones que busques.

Baleares
Todo lo que debes saber de Mallorca