Los secretos mejor guardados de Marbella

Marbella está situada en la Costa del Sol que se extiende por el litoral de la Provincia de Málaga. Se trata de uno de los destinos turísticos por excelencia de la costa española ya que en verano la temperatura de la zona está entre los 25-30 grados y durante el año la temperatura media es de 19 grados, con más de 300 días de sol al año.

La ciudad de Marbella se asocia tradicionalmente con el lujo, la exclusividad, la joyería, las tiendas de marca y los grandes yates, y todo eso existe, pero también es una ciudad que tiene otra cara más cercana e histórica que muchos visitantes se marchan sin ver.

El Barrio Nuevo

Muy cerca del Casco Antiguo de Marbella, de obligada visita, se encuentra el Barrio Nuevo. Originariamente fue un suburbio del poblado y se remonta al siglo XVIII. Cuando disminuyó la amenaza de los piratas y la costa se protegió con torres almenaras, el barrio comenzó a desarrollarse con viviendas humildes.

El Barrio Nuevo se distribuye a través de siete calles (Málaga, Sol, Lucero, Luna, San Román, Río y San Cristóbal) que mantienen su carácter tradicional a pesar del tráfico de gente y de vehículos. Podremos encontrar casas sencillas y encaladas, de teja y vigas de madera, con las macetas de flores. Es posible pasear por sus calles disfrutando de las charlas de ventana a ventana de los vecinos o de la capilla del barrio. También nos podemos acercar a visitar la Cruz del Humilladero donde el Rey Fernando el Católico aceptó las llaves de la ciudad de manos de los árabes el 11 de junio de 1485.

Barrio de La Virginia

La Virginia es un lugar típicamente andaluz, de paredes blancas, balcones con buganvillas y gitanillas, calles con suelo de piedras, perfume de flores y rumor de agua. No es una urbanización cerrada como suele ocurrir en otras zonas de Marbella sino un barrio de bonitas casas con una pintoresca plaza en la que parar a comer o tomar algo.

Barrio de Pescadores

Se encuentra situado a escasos diez minutos caminando desde la Plaza de los Naranjos (Casco Antiguo) y es totalmente diferente. En las casitas blancas convertidas en merenderos podrás comer el pescado más fresco de la ciudad. No es un lugar de restaurantes de lujo sino de sillas de plástico y manteles de papel en el que comer los mejores productos del mar: cazón, mejillones, lubinas, gambas, pijotas, sardinas… Desde el puerto, al final del espigón podrás ver una bonita imagen de Marbella.

El Castillo

Así se denomina a la fortificación que se levantó en la Edad Media y se amplió en el siglo XIV durante la ocupación nazarí. De la antigua alcazaba queda aún una torre y varias partes de la muralla.  Las murallas originales cercaban la ciudad. Los trabajos realizados en 1980 descubrieron una antigua mezquita. En esta zona es bonito perderse en las calles menos transitadas y descubrir la esencia de una Marbella más alejada del lujo y del turismo.

Dunas de Artola

Aunque las playas de Marbella no tienen la belleza de otras playas del litoral español, si podemos destacar algún rincón todavía virgen en la costa. La playa de Cabopino es una de las mejores playas nudistas de España y una de las mejor conservadas porque se encuentra en una reserva de dunas. En esta zona encontraremos la Torre de los Ladrones, elemento de arquitectura militar y defensiva de origen romano.

Alrededores de Marbella

Más allá de los centros turísticos y los lugares típicos podemos explorar los alrededores de Marbella para descubrir lugares como la Serranía de Ronda, Casares, el Valle del Guadalorce, Benahavis, pueblos blancos entre montañas donde poder disfrutar de la belleza del entorno y de la gastronomía local.

Una selección de propiedades en venta

Ver detalles para Casa/villa Chiclana De La Frontera
Venta Casa/villa Chiclana De La Frontera
Chalets - Novo Sancti Petri - CADIZ
Precio : 1 450 000 €


Andalucía
Los secretos mejor guardados de Marbella